“D-CENT permite debatir y compartir contenidos, participar en deliberaciones a gran escala, elaborar políticas colaborativas y votar. D-CENT está basado en una arquitectura distribuida, federada y respetuosa de la intimidad.

La plataforma modular incluirá herramientas de código abierto para la democracia en red: deliberaciones a gran escala, debates, votaciones, elaboración de políticas colaborativas y algoritmos de filtrado colectivos.” (Equipo D-Cent en español)

El futuro viene de la mano de la tecnología, que gracias a lo abierto e inclusivo del software libre y lo interconectados que estamos actualmente, podría hacer posible lo que antes por múltiples razones, tales como: descontento, alejamiento de la política por culpa de hechos de corrupción por parte de quienes son elegidos para representar los intereses del Estado, falta de cultura cívica, etc, ha mantenido durante décadas el ejercicio libre de la democracia en uno de los últimos lugares entre las prioridades del ciudadano común.

Se abren las puertas para lograr una verdadera democracia directa, donde decidamos y votemos, propongamos y seamos recompensados por ello.

Así es como el formato D-Cent ya ha sido ocupado en Europa para labores políticas, y en Chile no estamos ajenos a poder llegar a experimentar softwares de uso público de este tipo.

 

 

En Chile está en periodo de desarrollo una iniciativa que va por el mismo camino:
Estamos hablando del Panóptico Ciudadano, una herramienta que promete cambiar nuestra manera de ver y percibir lo público.

Esta herramienta permitiría llevar un seguimiento de las labores llevadas a cargo por quienes ocupan cargos públicos de todo tipo, desde diputados y senadores hasta ministros, además de entregar información de relevancia a los ciudadanos, tales como, estado de luminarias o pavimento en un sector determinado, progreso de las labores en gobiernos locales, en resumidas cuentas, entregar poder a los ciudadanos para poder generar de manera propia una opinión o crítica de lo que se hace o no se hace en la esfera de la política pública.

Según se puede leer en la página de esta iniciativa, los objetivos que hasta el momento se vislumbran para la herramienta serían los siguientes:

 

“Panóptico Ciudadano se propone el promover y apoyar la activación de la participación directa de la ciudadania con el fin de restablecer el “derecho de Iniciativa de cada integrante de la sociedad, y propender a la democracia.
 
1.- Este es un espacio de conversación orientado a la acción que pretende conceptualizar, diseñar y construir herramientas de infocomunicación que empoderen a los ciudadanos.
2.- No queremos construir esta herramienta para informar sino para tomar acciones reales contra aquellos que institucionalizan la impunidad y atentan contra el bien común.
3.- Vemos que la única forma de superar la república de la impunidad institucionalizada y el imperio de la injusticia que campea en Chile es la restitución del derecho de Iniciativa a todos los ciudadanos, sin excepción.
4.- Aquí hay una idea que subyace y que aun no ha sido enunciada. Esa es que el sistema penal y la administración de la justicia pareciera estar al servicio de aquel que puede pagarla, burlándola o sirviéndose del sistema penal para ser favorecido. Eso también queremos evitar y corregir aquí. Esperamos promover un debate serio para generar reformas, no solo para castigar eficientemente a los que cometen faltas, sino para evitar que aquellas sean repetidas por otros en el futuro, no por miedo, sino porque no existe atentado mayor que aquél que se ejecuta en contra de un igual, y que a su vez, constituye el mayor de los trastornos: la pérdida del bienestar colectivo.”

Objetivos que hasta el momento se vislumbran, ya que así como promete ser una herramienta en pro del bienestar colectivo, también en su desarrollo se entrega la posibilidad de ser protagonista de su elaboración a cualquier ciudadano que quiera entregar sus ideas para reforzar el proyecto, tal como se puede apreciar y poner en práctica en el siguiente link.

Ideas revolucionarias que si bien parecen distintas y distantes las impulsa el mismo ideal: entregar nuevas formas de participar a los ciudadanos, buscando que el protagonismo de estos sea efectivo gracias al software libre.

Claramente en nuestro país la batalla que se ve venir es clara: mirar de frente y a los ojos a los monopolios del software privado, tales como Microsoft, y que estas herramientas así como nacen del pueblo y para el pueblo, sigan perteneciendo al pueblo.

Para más información, te invitamos a visitar los siguientes links:

– Panóptico Ciudadano: http://panoptico.cl/