¡Oh, my God!, ¡me he enamorado!, ¡Tengo que contarles de la mansa banda que conocí!
Resulta que como una es sureña, rockera y ruda (?), la oferta normal del mercado musical no me atrae en absoluto, lo digo sin afán de dar jugo por qué estilo es mejor y toda esa challa que le ponen los puritanos fundamentalistas del arte, si tampoco podría quitarle mérito a los superventas del momento, al final cada cual con sus gustos ¿cierto?, La cosa es que, desde hace un rato me da mucha lata ponerme a navegar por el mágico mundo de internet para encontrar bandas que se ven interesantes y cuando le das click a “play” el aburrimiento y la desilusión me embargan.
 
Cuando empecé con la idea de mis reviews poblacionales periféricos, estaba esperanzada en encontrar más variedad, pero siento una tendencia a la uniformidad en en el mercado musical que me asusta un poco, pero ahí es cuando entran a darme la bofetada por mi poca fe en la humanidad bandas como la que les contaré ahora (Y probablemente, yo tampoco soy muy buena en navegar para buscar bandas). 
 
Hace un rato, una amiga rockera y movida del norte chico me mandó por Facebook un video en calidad maometana de una tocata que hubo en Coquimbo (¿O La Serena?, bueno, por ahí) en el verano 2017. Mi socia me etiqueta con el siguiente mensaje: “Me acordé de ti y las historias de tú colega” Aludiendo a cuando aún trabajaba en otro lado y tenía un colega medio leso. De partida me llamó la atención el nombre de la tocata: “Que los Vaiga bien fest” lo encontré genial y le di play. ¡Maravilla! Sonó una canción llamada “Facho Pobre” de la banda “Quiltra” y exploté de amor. “¡Qué ganas de verlas en vivo! ¡Qué ganas de compartir escenario con ellas!” Fue lo primero que grité en mi euforia rockerística. Es una mezcla entre Rock progresivo-Jazz-Metal que a ratos me recordó a Kittie, a Génesis con un poco de Pink Floyd y hasta me recordaron a los Ex o no sé… ¡algo rabioso! Las letras son potentes, deslenguadas y sin pelos en la lengua, las voces son afinadas y no tienen voz de niñitas, porque ¿Se han fijado en que últimamente la mayoría de las cantantes del mundo que tienen difusión cantan o se esmeran por cantar como niñas o suavecito? Me llama la atención, lo encuentro curioso. Pero estas mujeres, no, ellas, hacen harta crítica social y feminista, muestran su interés por la astronomía con su canción CanabiSagan que es muy loca y de eso podría inferir que son ñoñitas como corresponde... ¡ay cabras!, ¡les hago un queque ñoño! 
 
Todo esto lo descubrí cuando, con el paso del tiempo, después de deleitarme con este hermoso video, me vino la curiosidad: ¿qué otras maravillas hacen estas chiquillas? Así que las busqué en soundcloud y vi que tienen un demo Homónimo de 4 canciones más otros temas y me gustaron todos, así que ya las tengo anotadas en mi wishlist de bandas que quiero ver en vivo… ¡ay cabras!, ¡les cargo la Bip! Ah, verdad, que no son Capitalinas… más me gustan por eso, como provinciana que soy, se me hincha el pecho cuando sale producto nacional tan bueno de afuera de Santiago ¡tonteras de una pues! ¿O acaso seré la única de región que no está de acuerdo con el centralismo? Y no es de malagradecida, sólo que da lata que al final todos tengamos que decantar en la misma ciudad colapsada de siempre, para colapsarla aún más, siento que no es justo si este país no es tan chico como para no poder repartirnos más equitativamente. “Está mal pelado el chancho”, dirían en el campo.
 
Volviendo a lo musical, en ese soundcloud también hay un registro en vivo, que se nota que es bootleg y para tener esa calidad, se entiende clarito, se puede entender cierto sentido del humor bien chori y además que se percibe más furioso que en estudio y eso es muy bakán.
Me encantaría saber de un trabajo discográfico más extenso y con calidad de primera, creo que se lo merecen con creces y los fans como yo, también. Estaré ahí, en el crowfunding, comprando mi copia anticipada, estaré aplaudiendo con furia y cabeceando hasta conseguir una tortícolis digna de la vejentud rockera que se apodera cada vez más de mi. Cuando tenga la oportunidad de verlas en vivo, estaré ahí, atenta a sus novedades, cuál gruppie desenfrenada, esperando sacarme la selfie con las chicas afuera del camarín… ya le puse mucho parece, pa variar. Tiendo a exagerar a veces, lo siento, pero estas mujeres son buenas en lo que hacen y merecen flores y la pérgola completa de todos modos. 
 
Si no me cree, ¡juzgue usted!
¡Mil jumbitos para las Quiltras más pulentas de Chile!
Y un queque, la cargada de bip cuando anden por Santiago y todo eso, ¡obvio!
 
El video mencionado: https://youtu.be/O9P-NYDnqwc