Opinión

Todavía recuerdo mis últimos años de escuela… los síntomas somáticos que me aquejaban, las úlceras al pensar en asistir a clases, aquellas noches de insomnio, sin poder dormir al imaginar que tendría que ir a la escuela… y pensar en

 

Querido Fidel Alejandro Castro Ruz:

Naciste en la tierra que amaste toda la vida una noche de 1926. Fue ahí mismo donde descubrieron tu destacada capacidad intelectual y a la tierna edad de 6 añitos tus padres sacrificaron tu compañía para darte un futuro mejor enviándote a Santiago de Cuba (Donde además te premiarían mejor deportista de tu establecimiento 12 años después, parece que le hacías a todo).