Ayer conocimos los resultados de las elecciones parlamentarias islandesas que tuvieron lugar el pasado sábado 29 de octubre. 30 mujeres obtuvieron cada una un escaño en el Parlamento islandés conocido como Althingi.

Las parlamentarias islandesas representan el

48% de la cámara y esta es, desde ayer, la más igualitaria del mundo y de la Historia. Si todas ellas fueran parte de un mismo partido, estarían al borde de la mayoría absoluta.

Entre las elegidas hay piratas: Birgitta Jónsdóttir, Ásta Helgadóttir, Halldóra Mogensen, Þórhildur Sunna y Eva Pandora Baldursd. Ocupan exactamente la mitad de los 10 escaños obtenidos por el Partido Pirata de Islandia.

 

 

La razón por la que el Parlamento islandés es igualitario se debe a décadas de lucha feminista. Cabe recordar que fueron las mujeres islandesas las que en octubre de 1975 salieron a la calle a luchar por sus derechos.

Unas 25.000 mujeres (que representaban el 20% de la población femenina) salieron a las calles a protestar; pero en realidad la huelga alcanzó el 90% de participación porque trabajadoras en relación de dependencia y de sus propios hogares también se adhirieron. No limpiaron, no llevaron a los peques a la escuela… “solo” hicieron huelga desde las 14:38 (según su cálculo, a partir de esa hora trabajan gratis por obligación).

La huelga estaba motivada por la desigualdad salarial, la ausencia de derechos y el sostenimiento casi total del hogar y la familia. Los maridos, padres y hermanos eran en mayoría pescadores que pasaban largas temporadas fuera de la isla.

Aunque el país presenta una mejora incuestionable y lidera los países más igualitarios del mundo, la brecha salarial sigue siendo alta, supera el 14%. O sea, un hombre cobra un 14% más de sueldo por el mismo trabajo y teniendo igual cualificación que una mujer. Por lo que en el 41º aniversario de la primera protesta, 24 de octubre, las mujeres islandesas volvieron a salir a las calles.

 

Tal vez te interese: Hackeando la Política: una mirada en profundidad a la fiesta pirata en Islandia.

 

La diferencia entre lo que cobra un hombre y una mujer en Islandia llega a ser hasta de un 14%, porcentaje que traducido en tiempo significa que en una jornada laboral, a partir de las 14:38 ellas trabajan gratis, y a esa hora salieron a la calle para denunciarlo y exigir sus derechos. Aquí, en nuestro país, la brecha se acerca al 30%”, informaba La Sexta esta semana.

 

Foto: thewire.in

 

#womenright

 

Este sábado, decidieron tomar también el Althingi y convertirlo en el Parlamento más igualitario. Está lucha de más de 40 años ha ganado terreno al Patriarcado, a través de huelgas, de asambleas y de trabajo en común. Ha logrado tener a la primera Presidenta electa de forma democrática, en 1980 (sí, Isabel Perón fue Presidenta de Argentina antes, pero era la Vicepresidenta y asumió el cargo cuando su cónyuge y Presidente de la Nación falleció), e importantes cambios en materia de igualdad.

Como toda lucha feminista, los derechos conseguidos no solo benefician a las mujeres, si no que a la población toda. Por citar solo un ejemplo, el permiso de paternidad es igual al permiso de maternidad. Una medida ejemplar, propuesta por los piratas en las Europeas de 2014, para conciliar la vida laboral y familiar y para que los hombres asuman los cuidados que antes estaban en manos de mujeres.

Pero el trabajo no está terminado. El Patriarcado y el Capitalismo, dos grandes sistemas de opresión cebados con las mujeres, aún perduran. Hay mucho camino y lucha que recorrer y las islandesas nos están mostrando el camino. ¡Seguimos!

 

"El capitalismo no se puede cambiar, se tiene que destruir”, palabras de la pirata Birgitta Jónsdóttir en El País.

 

 

¡Vivan las islandesas que hackean el sistema!

#xPiratar

#PiratesForIceland

#IslandiaPirata

 

 

Por: Lorena Müller

Fuente: https://medium.com/@lmn_ar