El pasado lunes el Partido Pirata de Chile hizo noticia a nivel nacional como internacional con su irrupción en el Frente Amplio que se está gestando en Chile. Prometiendo velar por la democracia interna, ser canal de entrada para grupos que sean excluidos o que no tengan voz actualmente en este grupo, y trabajar por que este Frente Amplio pase a ser una Plataforma Ciudadana que aglutine a todas las agrupaciones y personas que estén dispuestos a trabajar en pos de una sociedad del buen vivir, fue que tomaron la decisión como colectividad con casi 10 años de vida en nuestro país. Contando con contactos Piratas en todo el mundo, el Partido Pirata está confiado en que tanto su historia como tradición son suficientes como para reflejar el sentir de una parte de Chile que no vota, o que está aún indecisa en cuanto a sus preferencias a la hora del sufragio.

Tal como lo indicase el vocero del barco Pirata del Partido de Santiago (puedes ver las declaraciones que dio a La4TaMuralla en este link) existían varios Piratas trabajando en el Frente desde hace algún tiempo, por lo que los lazos con otras organizaciones se estaban dando.

Relación entre Piratas-Independientes

El Partido Pirata es una organización horizontal que propone una estructura partidista totalmente descentralizada y libre de cargos de poder o dirección, por lo que la relación entre Piratas e independientes, y viceversa, es patente. Los ciudadanos que guardan reticencia a los partidos políticos, dado la historia de decepciones y la experiencia que algunos han tenido militando en ellos, pueden gozar de total libertad e independencia a la hora de pertenecer al Partido Pirata. Así mismo, Piratas de todo el mundo trabajan en todo tipo de causas y movimientos, tal como se ha visto en Chile con la relación entre los Piratas y la pasada candidatura de Marcel Claude, quien fuese levantado como candidato por el Movimiento Todos a la Moneda. Así mismo, se guarda estrecha relación con el Partido PODER Ciudadano, con quienes los Piratas llevan un candidato al congreso en el distrito 26, en Puerto Montt, quien fuese, en primera instancia, levantado por la comunidad en la que ha trabajado durante años el ahora candidato Tomás Pizarro Meniconi.

Un barco con filtraciones: Revolución Democrática en el Bío-Bío

El movimiento político Revolución Democrática se encuentra en proceso de inscripción de firmas en el Bío-Bío. Necesitan 2600 firmas para poder pasar a ser partido legal en la región y de ese modo no tener problema alguno para concentrarse en aquello que compete al partido por entero: la carrera electoral. Luego de no haber presentado ningún candidato en las elecciones municipales de 2016, y de haber tenido un desempeño que se vio reflejado en el 9,49% de las preferencias que logró en la campaña el ex candidato a la alcaldía de Concepción, Juan Salvador Polizzi. Actualmente Revolución Democrática está en un proceso difícil: necesitaban para energo 1250 firmas, lo que equivaldría al 50% de las firmas totales, y siguen buscando gente que quiera afiliarse a su partido. Fuesen a tener la voluntad, o no, de estar presentes en el partido, quienes trabajan en las calles buscando recolectar firmas guardan la esperanza de poder obtener el número necesario para llegar a la meta que les garantice la carrera al poder, escaños en el congreso, y futuros cargos en la región, por la vía del sufragio. Razones buscadas por cualquier tipo de partido político tradicional que se mueve a través de las ciudades con fines electorales más que territoriales, o de acompañamiento y respaldo a las causas locales.

Recientemente, una serie de militantes que habían firmado meses antes por el movimiento, se decidió terminar con su participación y dar vuelta la página. Algunos acusan "promesas no cumplidas" de parte del movimiento. Lógicas que solamente se ven en partidos tradicionales (por ejemplo DC, PPD, entre otros) tales como: Toma de decisiones centralizadas, procesos que no se han llevado a cabo de manera democrática, escasa o nula motivación por parte del movimiento con los nuevos militantes de organizar acción a nivel local y territorial, más que solamente perseguir cargos, centros de estudiantes o federaciones en universidades, entre otras cosas.

Patricia Castillo Benavides, militante de Revolución Democrática, el día de hoy está llevando a cabo los trámites necesarios para desafiliarse del partido, estas fueron las declaraciones que nos dió cuando le preguntamos ¿Por qué dejar de militar en RD?:

"El militar en un partido político es una gran responsabilidad, mucho mayor que ejercer un voto. Es construir una alternativa política que se transformará en los principios a compartir a una sociedad. Es situarse de una vereda y desde ahí contribuir al país de una manera justa para todos. Para pertenecer a un partido político debes tener plena claridad de los fundamentos que le dan vida, ¿esto se logra en 5 o 6 minutos en la calle debajo de un quitasol? El buscar militantes sólo para constituirse como partido para buscar una posición electoral y competir buscando cuotas de poder me alejan hoy de RD."

Algunos militantes ya han pedido sus fichas para que se les devuelvan, y de ese modo, hacer efectiva su renuncia, sin embargo, desde RD han dicho que existiría un supuesto "protocolo de salida". Se tendría un arreglo con notaría en el que RD se hace cargo de la custodia de los documentos. Ante esto, la salida que están dando a la gran cantidad de militantes que están abandonando el movimiento es que supuestamente se anule la ficha por medio de la destrucción de esta. Luego de aquello, escribirían un mail informando a quien hizo la petición de aquello, además, se eliminarían los datos personales de esa persona de las bases de datos y correos de RD.

Al preguntar si es que cuentan con los documentos legales que respalden esta decisión, responden que hay que informarse sobre "documentos públicos" y no se hace entrega de algo que defienda sus declaraciones.

Otro, ahora ex militante de Revolución Democrática, que no quiso dar su nombre y apellidos nos dijo esto al preguntarle el por qué de su salida:

"Básicamente por el centralismo a la hora de tomar decisiones, el casi nulo trabajo con las bases. la inexistente salida a terreno, el ninguneo a los que firman, quienes son reducidos a meros números en su carrera por alcanzar la cantidad de firmas que necesitan para convertirse en partido en la región. La creación de estamentos internos tipo GTP o inserción, donde el trabajo de los militantes es ignorado por burócratas tan incompetentes como ignorantes de lo que es hacer política. Por la incapacidad de diferenciarse de los otros componentes del frente amplio. Por el inexistente proyecto regional para cimentar a RD como referente en el Bío-Bío, ya que para ellos es más importante lo electoral, donde, sea dicho de paso, no se cuenta con ningún rostro reconocible para instalarlo en una eventual primaria con los otros colectivos del FA. Finalmente, porque estoy ocupado, me voy porque me tienen aburrido con el lugar común de citar la épica de Allende, de Pepe Mujica y todo ese tipo de cosas que rayan en lo anacrónico o fuera del contexto en que nos movemos acá en Concepción. El partidismo no puede estar por sobre el bien copmún. Yo lucho por la gente, no por un partido que reconstruye la realidad a través de su relato"

A todas luces la situación en la colectividad es preocupante, como también lo es en todos los movimientos o partidos que continúan reproduciendo las mismas malas prácticas y no logran abandonar los vicios de los partidos políticos tradicionales.

Nicolás R. Bórquez es uno de los ex militantes de Revolución Democrática que siendo Pirata entró a apoyar a una colectividad que prometía muchas cosas:

"Siempre se me acusó de doble militancia. Eso es no entender cómo los Piratas funcionamos, creemos que debe ser la política, y nos movemos. Nosotros estamos en política para hackearla. Los hackers buscan vulnerabilidades en los sistemas informáticos y los arreglan, nosotros buscamos lo mismo en la política, en la democracia. Creo que ninguno de los que alguna vez me persiguieron por mi relación (la que me enorgullece) con los Piratas, se metieron siquiera a leer el timón pirata, nuestros objetivos o algo por el estilo. No me extraña en todo caso, responden a una visión y práctica heredada del PPD, la DC, el Partido Socialista, entre otros. Y no es inventado esto. Varios de los militantes que actualmente están en Revolución Democrática son de la élite, son ex Nueva Mayoría, tienen amigos o familiares en ese ámbito, etc. Pero bueno, así es la vieja política. No me arrepiento de haber ingresado eso sí. Conocí a mucha gente que es un gran tesoro y con quienes espero sigamos trabajando en el futuro. Así también algunos de ellos, de la "Disidencia" como les decía yo que eramos, decidimos crear el Partido Pirata en el Bío-Bío, y no puedo estar más feliz de aquello. Hacía falta. No encuentro para nada bonito que se fueran a perder. Muchos creían que sin RD la política se acababa, y no es así. Los seres humanos somos seres políticos, no necesitamos un súper partido político para lograr mejorar nuestra actual situación, la cual está mermada gracias al capitalismo salvaje y al neo-liberalismo instalado en nuestro país gracias a una dictadura. Creo que en todas las colectividades del Frente Amplio hay muchos buenos elementos, el tema acá es, que aquellos no se pierdan porque partidos como RD u otros les corten las alas. Yo hago la invitación a todos los disidentes, tanto de RD como de la sociedad; invito a todos los indignados, a todos los que no sienten que su lugar está con los partidos políticos a esta suerte de "anti-partido". Porque la poesía es hermosa, y la anti-poesía no deja de serlo ni tampoco deja de ser poesía, es que muchos estamos acá. Es impresionante que luego de nuestro ingreso a este Frente Amplio, al que entramos como una colectividad crítica y que defenderá al pueblo sí o sí, mucha gente se ha estado sumando. A mí personalmente me tiene muy feliz. Pronto estaremos en las calles, pronto nos verán haciendo verdadera política: Con la gente, con los vecinos, en torno a las necesidades de toda nuestra ciudadanía, y no con pura hambre de votos. Si algún día, y esto se los prometo, y ahórquenme en la plaza pública si miento, nos ven postulando a algo, va a ser porque nuestra comunidad, los vecinos, la gente sencilla, nos llevó hacía allá. Nos lo pidió. Sintieron que nosotros realmente los representamos. No al revés."

 

Imágen de portada del Fan Page en Facebook del Partido Pirata en la octava región

 

Es de esperarse que el Partido Pirata, quien basa su organización en la gran asamblea Pirata de carácter horizontal y ciudadana, sigan sumando a los descontentos de distintos ámbitos de nuestra sociedad a sus barcos replegados a lo largo de Chile, y que muchos de estos ejemplos se sigan repitiendo no sólo con el Partido Pirata, sino que en la política en general. Se viene un gran recambio y evolución en la política, y así como el PPD está teniendo problemas para reafiliar a sus militantes, algunos partidos quizás morirán, y la historia dará paso a que otros tomen la responsabilidad de cambiar no solo el país, sino que el mundo.